Tras la aprobación por parte del Parlamento italiano del pasado 28 de mayo de 2020, y tras una larga y tenaz actividad de sensibilización por parte de la UNIC, fue aprobado formal y definitivamente el Decreto del Cuero para regular el uso de los términos “cuero” y “piel” que entró en vigor de forma definitiva con efecto el pasado 24 de octubre de 2020.

Entre las medidas previstas por el decreto, UNIC indica que encontraremos:

– Definición correcta de los términos “cuero” y “piel” en consonancia con la legislación comunitaria y técnica.

– Prohibición del uso de estos sustantivos como prefijo o sufijo cuando se desea identificar productos no provenientes de la cadena alimentaria de origen animal. Ejemplo de ello son las nomenclaturas poco ortodoxas como eco piel, bio o cuero vegano y otras descripción similares usadas  para no exponer que son en realidad materiales del grupo de los denominados sintéticos y derivados del petróleo.

Los curtidores italianos no desisten

“La perseverancia y determinación de nuestra asociación han sido recompensadas” – declaraba en los últimos meses Gianni Russo, presidente de la UNIC y es que para los curtidores italianos este decreto supone una victoria a la larga batalla por el uso correcto de la terminología entorno a la curtición. En definitiva, es el resultado tangible de la determinación con la que han perseguido este objetivo.

Actividades en profundidad por parte de UNIC

Desde junio, la UNIC ha estado promoviendo un amplio estudio del Decreto del Cuero, con el objetivo de compartir su contenido e importancia a todos los niveles de la cadena del cuero (desde su curtición a su distribución).

Se ha encargado de hacer difusión del contenido de dicho decreto durante las últimas ediciones digitales de Lineapelle de Londres y Nueva York, así como, durante otros eventos organizados en torno a la piel como por ejemplo: Confindustria Moda, Federlegno-Arredo, Consejo Internacional de Curtidores, Asociación Italiana de Químicos del Cuero,etc.

Aclaraciones y advertencias

Este decreto de ley no ha dejado indiferente a nadie, pues tras su aprobación, se produjeron numerosas solicitudes de aclaración recibidas por parte de particulares y marcas.

UNIC, por su parte, está dirigiéndose a todos los que requieren la información para explicar el uso de correcto de la terminología y excluir su combinación con materiales sintéticos. Y añade: “Desde principios de año hasta hoy hemos enviado 14 avisos, pero obviamente, a partir de la entrada en vigor del Decreto, estas acciones irán cobrando intensidad”.

Siguiente paso: Europa

Lo conseguido en Italia es un logro, pero el objetivo es mucho mayor. “En colaboración con Cotance – concluye UNIC – se intensificará la presión sobre la Comisión Europea para obtener un estándar europeo”. Una norma que puede, por un lado, armonizar lo que ya existe en algunos países (Italia, Francia, España y Bélgica) y, por otro, llenar los vacíos actuales en otros estados miembros.

Abrir chat
1
Contáctanos también por WhatsApp